Las declaraciones de Ruiz-Gallardón sobre el aborto y cuando la izquierda le hace el juego al capitalismo salvaje


Las declaraciones del ministro de Justicia Ruiz-Gallardón sobre el aborto (“hay una violencia estructural que obliga a abortar“) ha reanimado todos los topicazos sobre “derecha que quiere esclavizar a las mujeres a base de tener un montón de hijos”. En los foros de internet se pueden leer un montón de comentarios atacando al ministro y sin profundizar en las implicaciones de sus palabras.

Sin embargo existe, en efecto, una violencia del sistema económico contra la maternidad. Tras el legítimo derecho de las mujeres a decidir sobre su maternidad, se esconde un capitalismo salvaje que aprovecha ese derecho para forzar a muchas mujeres que desearían tener hijos a abortar o a evitar los embarazos.

Pensemos por un momento qué es más probable:
a) Que el capitalismo salvaje que exprime a las personas y al medio ambiente apoye las medidas de ayuda a las mujeres que desean ser madres: conciliación de la vida laboral y familiar, guarderías públicas, subvenciones por nacimiento de niños, prolongación de las bajas por maternidad/paternidad, etc.

b) Que el capitalismo salvaje que exprime a las personas y al medio ambiente apoye el aborto libre.

Después de reflexionar sobre estas dos posibilidades, veamos algunos hechos. La tasa de natalidad en España es una de las más bajas del mundo.

Esta situación no se corresponde con los deseos de las mujeres españoles en edad fértil, que mayoritariamente expresan su deseo de tener hijos (incluso más de uno).
Resulta que, por ejemplo, el 50% de las españolas el deseo de ser madre aparece antes de los 25 años. Y a partir de los 30 años, el 80% de las mujeres desean tener hijos.
Es evidente que ni la tasa de natalidad ni el aspecto de muchas calles y pueblos vacíos de niños y repletos de ancianos reflejan este deseo.
Por lo tanto ¿qué impide a las españolas ser madres? Es evidente que el trabajo y la situación económica son los principales frenos a la maternidad. ¿Era eso a lo que se refería Ruiz Gallardón cuando hablaba de la violencia estructural contra las mujeres que las obliga a abortar? No he encontrado ningún estudio que demuestre el porcentaje de mujeres que abortan por obligación en España, pero es evidente que el sistema económico ejerce cierta violencia sobre la maternidad.
Todos hemos oído casos de entrevistas de trabajo donde a las mujeres se les pregunta sobre su deseo de tener hijos; de mujeres que son despedidas al quedarse embarazadas; de mujeres cuya carrera profesional queda cortada en cuanto son madres; de mujeres agotadas por la imposibilidad de compaginar, en este país, la vida laboral y familiar; del injusto reparto de las tareas domésticas, donde las mujeres siguen asumiendo la mayor parte; etc.
Personalmente, conozco casos de mujeres que renunciaron a su maternidad por culpa del trabajo, hasta que fue demasiado tarde para tener hijos. Y conozco casos de mujeres que abortaron por miedo a perder el trabajo.
Por lo tanto, antes de rechazar las palabras de Ruiz-Gallardón, conviene reflexionar un poco sobre ellas y pensar si la baja tasa de natalidad española es señal de progreso o de falta de derechos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: